15 / 09 / 2011
OREJA EN SANGÜESA

Curro Bedoya toreó en la tarde de ayer en tierras del genial Pablo Hermoso de Mendoza, en concreto, en la bonita localidad navarra de Sangüesa junto con Roberto Armendáriz y Joao Moura. El público estuvo muy entregado toda la tarde con ganas de disfrutar de buenas actuaciones.


 


Bedoya abrió plaza a lomos de Lagartijo, con el que paró al toro en los medios y puso dos rejones de castigo. A continuación con Gallito puso dos pares muy de frente. Dio paso a Excalibur con el que realizó un quiebro. Con Triunfador, un toreo de pureza y clásico al poner dos pares a dos manos. Por último, un par de banderillas cortas culminaron la trabajada faena ante un novillo que en ocasiones daba arreones. Un rejonazo arriba no fue suficiente para que el novillo cayera y hubo que descabellar perdiendo los trofeos. Recibió aplausos.


 


Su segundo astado, fue recibido a lomos de Zafiro, estuvo impresionante parando al novillo en el centro, despacio, templado, doblando al ejemplar y poniéndo dos rejones de castigo en buen sitio. Salió al ruedo con MAnolito, tirando de su experiencia para poner dos buenos pares. La espectacularidad llegó con Chaparrito al realizar dos buenas elevadas y poner dos buenos pares al pitón contrario y otro más al violín. De nuevo, a lomos de Triunfador fue lo mejor de la faena al poner un par a dos manos muy templado, un abánico que se abrió en todo lo alto y un par cortas también en buen sitio. Un rejón arriba le hicieron merecedor de una oreja.


 


Curro ha realizado el siguiente balance sobre sus actuaciones, "Han sido dos faenas muy trabajadas pero ha merecido la pena, torear ante un público con ganas y entregado te lo hace más fácil. Cada corrida es una experiencia que disfruto muchísimo al comprobar como los caballos que he criado en mi finca demuestran su torería".


 








volver