17 / 09 / 2014
4 OREJAS Y RABO EN LA CARRASCA (VILLAHERMOSA)

Ambiente impresionante, como en pocos sitios se ve hoy en día en España, el vivido en la plaza de toros de La Carrasca (Villahermosa) el que se pudo disfrutar, en la corrida de rejones que tuvo lugar el pasado lunes.


La Asociación Hermanos Virgen de la Carrasca es la entidad que se encarga de su organización, demostrando que con cariño e ilusión se pueden hacer grandes cosas.


El trato que se dispensó a toda la cuadrilla fue inmejorable, y desde aquí les agradecemos su apoyo y su disposición, en especial de su presidente D. Juan A. Lomas Pérez.


La particularidad de su coso cuadrado, no amedrantó a Curro Bedoya, cuajando dos faenas de entrega en las que tiró de experiencia.


 Bedoya abrió plaza a lomos de “lagartijo” poniendo un rejón en todo lo alto. Con “gallito” salió para poner tres banderillas de frente y torear con los costados simulando un muletazo, con un merito impresionante. Cabalgando a “Escalibur” salió para llevar al astado a dos pistas por el albero para a continuación colocárselo en suerte para poner dos banderillas al quiebro que fueron espectaculares. El toreo más clásico llego a lomos  de “Manolito” en el último tercio para poner un par de banderillas a dos manos largas y muy cortas seguido de dos cortas. Un rejonazo en todo lo alto  hizo caer al toro. El público le premio con las dos orejas.


El segundo toro fue recibido a lomos de “Lagartijo” para colocar un rejón  de castigo en todo lo alto. Curro saco a “Chaparrito” para poner tres pares muy despacio y templados a pitón contrario precedidas de dos grandes elevadas que encandiló al entregado público. Para el último tercio Curro volvió a confía en su caballo “Manolito” para poner palitroques a dos manos largas, seguidas de una banderilla corta, una rosa y el abanico de los Bedoya. Un rejonazo  de muerte en todo  alto hizo que el toro cayera al suelo y el público le premiara con las dos orejas y rabo.


Los novillos de Samuel Flores dieron mucho juego y ayudaron a cosechar un rotundo éxito.


 








volver