25 / 05 / 2016
EMOTIVA PUERTA GRANDE EN VILLAMANTA

Curro bedoya se presentaba ante su público, 7 años después de su última actuación en la localidad madrileña de Villamanta donde se celebraban sus Fiestas Patronales en Honor a la Virgen del Socorro.


 Fue una tarde para el recuerdo, en la que brilló el sol y brilló Curro Bedoya ante sus amigos y vecinos.


Bedoya recibió al primero de su lote  a lomos de “lagartijo” poniendo dos rejones en todo lo alto. Con “gallito” puso tres banderillas de frente y toreó de costados simulando un muletazo donde jinete y caballo pisaron terrenos complicados al ser un toro muy rajado. Montando a “tuareg”, puso un fantástico par a dos manos y una rosa y un abanico. En el último tercio, puso un rejón de muerte certero y el Presidente le premió con una oreja aunque hubo una fuerte petición de la segunda.


 El segundo toro fue recibido a lomos de “Mágico” para colocar un rejón  de castigo en todo lo alto. Con “Triunfador salió para poner tres banderillas de frente muy despacio y templado.  Curro sacó a “Chaparrito” para poner dos pares a pitón contrario precedidas de dos grandes elevadas que encandilaron a la plaza. Para el último tercio, Curro sacó a “Bacardi”, un caballo nuevo para esta temporada,  que está sorprendiendo por su seguridad, para poner palitroques a dos manos largas y cortas, seguidas de una rosa. Dos pinchazos en todo lo alto y uno certero  de muerte hizo que el toro cayera al suelo y el público le premiara con una oreja, consiguiendo de esta forma una Puerta Grande muy merecida por su entrega y buen hacer.


 Una tarde inspiradora en la que recogió el fruto a su calidez humana y a sus valores, dentro y fuera de la plaza, y que, nos hizo recordar a todos, que, a veces, el esfuerzo y la lucha, merecen la pena pues el triunfo no solo se mide por la categoría de la plaza.








volver