04 / 10 / 2016
TARDE DE TOROS EN MAYÚSCULA EN POVEDILLA

Img_20161001_171709 Img_4137 Img_3980

El titular de la noticia es muy acertado para la gran tarde de toros que se vivió el sábado en Povedilla, buen tiempo, buena afición y buen ganado de Samuel Flores. Tardes como estas, que vengan muchas.


 


Más de una hora antes del comienzo, los aledaños de la plaza estaban llenos de público para ver a las grandes figuras del toreo, Enrique Ponce, Juan José Padilla, El Fandi, Paco Ureña, Juan Ortega y por supuesto, Curro Bedoya al que fueron a ver vecinos del pueblo cercano de Villahermosa donde toreó hace tres temporadas en la plaza de La Carrasca.


Curro Bedoya encabezaba el cartel y desde el primer momento demostró que estaba muy concentrado. Brindó su toro al ganadero que en todo el día estuvo muy pendiente de los toreros y su equipo. “Un placer Don Samuel, es un privilegio estar hoy aquí”, fueron algunas de las palabras que dedicó el rejoneador.


 


A lomos de su caballo “Mágico”, paró de forma extraordinaria al novillo en los medios y le bastó un solo rejón en todo lo alto para comenzar su faena. En banderillas sacó en primer lugar a “Gallito” que estuvo enorme, corriendo a dos pistas por el ruedo y realizando un buen toreo dando varios pases simulando un capote con la grupa. Puso dos pares de banderillas muy de frente precedidas de una tierra a tierra muy bien ejecutado.  Al público le terminó de encandilar con “Chaparrito” al poner dos pares a pitón contrario y realizar varias elevadas muy bien hechas. En el último tercio, sacó a un caballo con el que se siente muy seguro, “Bacardi”, para culminar su faena con dos pares de banderillas largas y cortas a dos manos y después dos cortas y el abanico que se abrió en lo alto con los colores de la bandera.  Un rejón medio rejón en todo lo alto no fue suficiente pero un descabello al primer intento dio muerte al magnífico ejemplar.


 


El público pidió con fuerza las dos orejas y Curro Bedoya acabó así esta temporada 2016 marcada por decisiones importantes que te hacen crecer y creer en que lo mejor está por llegar.


 


“Ha sido un día muy especial para mí al poder compartir el día con mis compañeros y con Don Samuel Flores, quién nos ha abierto su finca para sentirnos como en casa y estoy muy agradecido. Termino esta temporada con buen sabor de boca al sentir que estoy haciendo las cosas bien. Ahora en invierno a seguir formándome y preparándome”.








volver